28 de enero de 2012

Hormigones S.A.

En esta expedición nos encontramos con una fabrica de hormigones que aunque ha empezado a ser vandalizada todavía conserva todo su interior.
Esta empresa dejo de funcionar por completo en 2009 después de 26 años de actividad, aunque solo lleva 3 años abandonada y esta lejos de la ciudad ya empieza a tener signos de vandalismo.
Bueno después de esta introducción empezamos con las fotos.
Lo primero que nos encontramos es el edificio en el que se encontraban las oficinas y una pequeña vivienda suponemos que la del director de la empresa.
Se trata de un edificio de 2 plantas, en la primera están las oficinas y en la segunda la mitad son despachos y la otra mitad es la vivienda. También cuenta con un pequeño sótano donde guardaban piezas para reparar los camiones.
Aquí vemos el aparcamiento para los coches de los trabajadores.
Aquí vemos el cartel que había en la entrada que aunque se esta pelando todavía sigue en su sitio.
Y nos disponemos a entrar.
 Aquí vemos las dos puertas de este piso y las escaleras de acceso al segundo. Por la puerta de la izquierda podemos entrar, pero por la de la derecha nos toca entrar por una ventana ya que todavía se conserva cerrada.
 Entramos por la de la izquierda.
 Son las oficinas hay varias estancias y todas están repletas de documentos sobre la empresa.
 Todavía se conserva todo el sistema eléctrico.
 Otra habitación esta conserva una curiosidad, había un montón de tacografos de los camiones de la empresa.
Y por ultimo en este lado del edificio el baño el cual todavía mantiene su calentador de agua.
 Entonces entramos a la parte derecha de la planta baja por una ventana trasera y vemos que eran mas oficinas.
Una vez vista la planta baja por completo subimos a la primera.
 Entramos primero a la izquierda que resulta ser la vivienda en la cual todavía se conservan muchas cosas.
En nuestro camino por la vivienda nos encontramos con todo tipo de armarios.
Nada mas entrar vemos la cocina todavía entera y hasta con un par de vasos encima de la mesa.
 El frigorífico estaba en el pasillo un lugar un poco inusual pero debido al reducido tamaño de la cocina no les debía de quedar otra.
 Entramos en el salón y nos llevamos la sorpresa de que todavía conserva hasta un televisor en perfecto estado.
 Lo mas curioso es que a pesar de estar el lugar todo revuelto el televisor se mantiene en su sitio y por la capa de polvo que tiene sin tocar por nadie.
 Entramos en el baño y vemos que quedan hasta botes de champú.
Parece que se dejaron una maleta sin hacer cuando marcharon.
 Un armario que me sorprendió al ver las plantas tuve que tocarlas varias veces para asegurarme que eran de plástico.
Entramos tambien en otra habitacion mas.
Se conservan también los cuadros eléctricos.
 Salimos de este lado y nos metemos el lo que eran la secretaria, el despacho del director y la sala de juntas.
 En la secretaria todavía están todas las llaves del edificio e incluso las de algún coche.
 El despacho del director con su mesa y su silla de ruedas intacta.
 Volvemos a salir al mostrador de secretaria.
 Con sus tomas de teléfono casi intactas.
 Y vemos la sala de juntas.
 Una vez vista también la primera planta salimos y damos un rodeo al edificio.
 Para encontrarnos con la entrada al sótano.
 Lo que mas abunda dentro son repuestos para algún camión y taquillas para los empleados.
 Terminado de ver el edificio, ahora vamos a la nave.
 En su interior lo único que queda es un montón de puertas apiladas pero no sabemos cual era su destino ya que en el edificio estaban todas las puertas.
 El foso para las reparaciones de los camiones y demás vehículos de la fabrica.
 Un teléfono solitario a la salida de la nave.
 Y la sorpresa mas grande del día al dar la vuelta a la nave nos encontramos esta joya, un mercedes 450 sel del año 1979 en muy buen estado. Por la pinta del coche debía de ser el coche del director y cuando quebró la empresa el coche quedo ahí como el resto de la fabrica.
 El grandisimo interior de cuero en perfecto estado.
 Y por ultimo vemos el silo y demás aparatos que utilizaban para hacer el hormigon.
 Y aqui termina nuestra visita a una fabrica de hormigon que ha sido una de mis mejores expediciones en meses por su estado y espero que se mantenga asi mucho tiempo.
Por ultimo darle las gracias a Edu por ser mi compañero de andanzas y compartir mis locuras.
Un saludo y espero que os haya gustado.

4 comentarios:

  1. Muy bueno, y el estado de conservacion por dentro aun sorprende, que dure asi mucho tiempo, buen repor compi.saludos.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias vero la verdad es que el sitio era muy curioso sin ventanas y todo lo de dentro perfecto
    un saludo

    ResponderEliminar
  3. de nada edu gracias a ti por la compañia

    ResponderEliminar